19 de enero de 2017

Aquarelle en Coyoacán, ofrece casual y fine dining en un mismo local
que comparte cocina para deleitar a sus comensales


Por: José Pablo Ruiz
Instagram: pablo_ruiz.r


Un nuevo concepto llegó a la Ciudad de México, innovando y sorprendiendo a propios y extraños. Abrió sus puertas recientemente ofreciendo una mezcla que une la tradición de la gastronomía mexicana y la exquisitez de la comida francesa.

Ubicado en el centro de Coyoacán y de muy fácil acceso, Aquarelle Bistro ofrece dos conceptos en el mismo lugar. En la parte superior, una cocina que apunta hacia el fine dining, para esos paladares exigentes que buscan sabor y calidad y sin duda lo encontraran en este pintoresco lugar. Mientras que en la parte baja, se encuentra lo que han llamado casual dining, con platillos igualmente elaborados pero un poco más tradicionales y sencillos.

El equipo comandado por el chef Jesús Quinto busca enfocar a través del arte cada platillo. De la vista nace el amor y aquí es una prueba fehaciente de ello. Al momento de recibir cada plato te quedas impactado con la cantidad de colores del mismo, la estética con la que se comportan los elementos que conforman los platillos es sin duda un extra que le da un toque especial a este lugar.

Así mismo, como comentó Valeria Soto (Directora de Aquarelle), un buen restaurante no solo es la comida, razón por la cuál tiene en su equipo al distinguido mixólogo César Ponce, quien es reconocido como uno de los seis mejores bartenders de México. Ponce produce una mezcla de sabores que te llevan a disfrutar desde el primer instante.

Hablando de comida, llegamos en horario de cena. La noche inició con el pie derecho. Un trío de carpaccios engalanaron el comienzo de lo que sería una mágica velada, compartiendo risas, opiniones y puntos de vista sobre diferentes temas.

El primer carpaccio fue de pulpo. Acompañado con apio, zanahoria, y una vinagreta de limón al guajillo. Refrescante forma de disfrutar el pulpo, dejando de la lado los típicos esquemas del pulpo a las brasas o en cóctel,  un carpaccio muy bien logrado.

El segundo carpaccio fue igual de bueno que el primero, pero esta vez dejamos las proteínas para enfocarnos en lo vegetal. Se sirvió el carpaccio de betabel, acompañado de queso de cabra, espinacas, nuez, y una vinagreta de mostaza y miel. El platillo luce simplemente artístico, la combinación de colores armoniza con la mezcla de sabores que puede experimentar el paladar.

Para cerrar con esta tercia que podría ganarle a cualquier poker, llegó el carpaccio de res. Este platillo se vio acompañado de queso feta marinado al romero, arúgula y champiñones con vinagreta negra. Un placer culinario que agradó a los sentidos y en conjunto, el placer inició desde la vista de dichos platillos.



Carpaccio de pulpo, betabel y res

Continuando con la exposición gastronómica en Aquarelle, llegamos a disfrutar de un ceviche de robalo en aderezo verde con aguacate, jitomate cherry y sal volcánica. Un platillo tan sencillo y a su vez tan completo de sabores que me recordaron los sabores del puerto de Marsella.

Siendo un restaurante con influencia europea, los quesos no podían faltar en el menú. Este peculiar platillo, conocido en general como Burrata te lleva a saborear otro estilo de queso, uno que al primer bocado se deshace en tu boca y que acompañado de ensalada de arúgula se convierte en un platillo fresco y sabroso.

Continuando con los especiales de mar, llegó a la mesa una tostada con atún fresco, mango, cebolla cambray, aguacate y perejil, que en lo personal me dejó asombrado. Me encantó ver tantos colores y poder disfrutar de ellos. Experiencia única, que seguramente le gustará hasta a los paladares exigentes.

Burrata

Ceviche de robalo en aderezo verde con aguacate

Tostada de atún

Dicen por ahí que los mejillones son afrodisíacos, no se si sea verdad o no, pero lo que si puedo confirmar es que este lomo de robalo en salsa de mejillones fue algo exquisito. La textura suave del robalo con el toque de la salsa de mejillones fue algo que el propio Poseidón pediría en este excelente restaurante.

La noche se estaba terminando, no sin antes llegar a los siempre apreciados postres. En fusión con la gastronomía mexicana sin duda deberían superar las expectativas. Y así fue, las palmas son para todos los postres, pero si me obligas a elegir uno, me quedo con la tarta de limón, en la cual encontré deliciosas sensaciones. Es algo que tendrán que hacer por su propia cuenta y ¡no se arrepentirán!

Robalo en salsa de mejillones

Postres

Aquarelle Bistro es un proyecto nuevo, pero al ver el entusiasmo de los responsables, la calidez con la que se atiende al comensal, y por supuesto saboreando la calidad de los platillos, no tengo duda alguna al decir que este concepto será un éxito.

Aquarelle Bistro
Horarios: 
"Casual Dining"
Martes a sábado de 8:00 am a 11:00 pm
Domingo 8:00 am a 6:00 pm

"Fine Dining"
Martes y miércoles de 1:00 pm a 12:00 am,
Jueves a sábado de 1:00 pm a 1:30 am
Domingo 1:00 pm a 6:00 pm

Dirección: 
Centenario 67, Col. Del Carmen
Reservaciones: Tel: 7589 8819


Sobre José Pablo Ruiz: En curso del programa de Administración Hotelera en el CESSA. Muy pasional en lo que hace, amante de México y lo que ofrece, amante de su gastronomía, y sus múltiples destinos turísticos. Vive cada día al máximo y disfruta de cada detalle que la vida le ofrece.


¡Únete a nuestra comunidad en Facebook: Entre Copas y Corchos!
¡Sigue nuestra información en Twitter: @copasycorchos!
¡Disfruta de las delicias en Instagram: @copasycorchos!




Otras notas relacionadas:
SIGUENOS EN INSTAGRAM
 Síguenos en Instagram

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola!, ¡Gracias por tus comentarios!