4 de octubre de 2014


Pocos lugares en la Ciudad de México tienen el encanto que posee Salón Progreso. Convenientemente ubicado en la Av. Álvaro Obregón de la Colonia Roma, reúne las condiciones para una experiencia sumamente placentera: un saloncito acogedor, un gran servicio y sobre todas las cosas una cocina deliciosa con platos bien logrados.

Parte del Grupo Lampuga y bajo la cuidadosa dirección del chef Emmanuel Zúñiga, Salón Progreso es un lugar en dónde los pescados y mariscos son los producto estrella. La trayectoria del chef Emmanuel es una historia de amor a la cocina cuya vocación lo llevó a las aulas del Claustro de Sor Juana y después se transformó en experiencia palpable en el restaurante Naos de la chef Mónica Patiño y como chef de banquetes para la Cámara de Diputados. Siempre con una amplia sonrisa y destacando el trabajo de su equipo en los diferentes restaurantes a su cargo, el chef Zúñiga refleja esa pasión por el arte culinario en cada plato.

El salón está diseñado con inspiración en el art déco en dónde el color madera caoba predomina y le da una atmósfera casual cuyas mesas de madera te invitan a tomar asiento y empezar a disfrutar del momento.

El menú ofrece una amplia variedad de platos: sopas, ensaladas, antojitos, carnes y aves, pero acá lo mejor son los pescados y mariscos. Pregunta por el especial del día, podrías ser el afortunado comensal de un pescado a la sal, pescado a la talla o mojarra frita entre otros platos que van cambiando de forma diaria.

Tiradito de atún con soya

Cebiche de sierra

Croquetas de jamón serrano

En nuestra visita tuvimos oportunidad de deleitarnos con algunos de sus platos que compartimos entre un grupo de amigos. Empezamos con un delicioso tiradito de atún con soya, cuya frescura del producto nos encantó. Apenas sellado, su textura y el balance de la salsa de soya y sus agregados nos parecieron excelentes.

Después llegó un soberbio cebiche de sierra. Había sido un día caluroso y la noche era tibia, así que todos estos platos frescos fueron muy afortunados. Igualmente la frescura del pescado y la salsa basada en cítricos estaba deliciosa y luego la experiencia se llevó al siguiente nivel al acompañarlos sabiamente con un sauvignon blanc.

Las croquetas de jamón serrano nos gustaron bastante, llegaron en una cacerolita de cerámica varias piezas a buena temperatura y la corteza del rebozado estaba sabrosa. Pero mucho mejor el pulpo a la parrilla que fue servido sobre una cama de lentejas. Con la corteza ligeramente crujiente –tal y como debe ser- y la textura del pulpo a punto, sumando la intensidad del sabor de las lentejas fue un verdadero deleite. Quizá el plato favorito de la velada.

Pulpo a la parrilla con lentejas

Chile relleno de pescado salteado

Jaiba suave teriyaki

Después llegó una especialidad de la cocina veracruzana de dónde es originario uno de los cocineros de Salón Progreso. Aunque no está en la carta, y creo que debería ser incluido, el chile relleno de pescado salteado fue preparado especialmente para la ocasión. Fenomenal también con una salsa deliciosa y el relleno muy rico. La porción era bastante grande por lo que se agradeció que lo compartimos entre todo el grupo.

Finalmente llegó una sorpresa. Un plato que lamentablemente no es muy fotogénico, sin embargo el sabor es delicioso: la jaiba suave teriyaki. Su textura crocante y el sabor de la jaiba acompañado de una salsa de aguacate muy ligera lo hace exquisito. De no haber llegado el pulpo a la parrilla habría sido el favorito.

Los postres no se quedaron atrás con respecto a los demás platos. El ganache de chocolate con crema ácida es la perdición de los "chocófilos" empedernidos. Su textura suave y el contraste con la crema lo hacen un postre muy intenso y sabroso.

Sin embargo yo me quedo con la etérea textura de la pavlova de fresa. suave, ligeramente dulce y con el contraste de la acidez de las fresas, excelente. De ser posible, pediría uno para llevar a casa. Con ello se cierra con broche de oro, un delicioso encuentro de amigos en dónde tan sólo pudimos conocer un poco del menú, así que amenazamos con regresar... y pronto.

Cóctel de fresa

Ganache de chocolate con crema ácida

Merengue

Para fortuna de todos el horario de operación del restaurante se ha extendido y ahora se sirven desayunos en dónde el comensal puede disfrutar de una variedad de omelettes incluyendo una versión vegetariana, hot cakes, pan dulce de la mejor calidad, cecina de Yecapixtla y sobre todo una pancita que para quienes como yo amamos esta preparación, encontrarás un plato lleno de sabor y prácticamente sin grasa, motivo suficiente, por si mismo, para regresar a desayunar a Salón Progreso.

La descripción del lugar por los propios propietarios dice que es una cantina, sin embargo es mucho más que eso. Es un lugar acogedor con buena música en dónde el producto fresco, excelente servicio, buena preparación, presentación y tamaño de porciones halagan sin duda alguna a sus afortunados comensales.

Bon appétit!
Dr. Salsa
Sígueme en twitter: @DrSalsaMx

Salón Progreso
Álvaro Obregón 120. Colonia Roma.
Tel. 5564-1594 5564-1595
E-mail: contacto@salonprogreso.com
Twitter: @SalonProgreso
Facebook: www.facebook.com/SALONPROGRESO
Instagram: SalonProgreso


Síguenos en Twitter: @copasycorchos
Únete a la charla de Facebook: Copasycorchos



Otras notas relacionadas:
Sensaciones Cítricas con los chefs Alex Ruíz y Azari Cuenca
El verano se disfruta en J&G Grill
Eloise: Restaurante de 5 Estrellas
Materia Prima: Rock, irreverencia y buena comida cantinera
Costanza Ristorante & Mercato: Cocina Italiana artesanal