Envero Fest fue la oportunidad
para los amantes del vino de
disfrutar de toda una experiencia



Por Sandra Buch
Instagram: sandrabuchbarris


Los pasado cuatro y cinco de diciembre, en los jardines del Club Molino Viejo en Huixquilucan (Estado de México), el primer festival Envero Fest. El festival se llevó a cabo integrando la sana convivencia, networking y el impulso del vino nacional e internacional, motivo por el cual sólo estuvieron presentes expositores de vino.

Con las medidas de seguridad e higiene garantizadas, espacios sanitizados y el personal de Cava 138 atento para hacer frente todas las peticiones de los expositores, en dos días soleados, al aire libre, se celebró el Festival con el apoyo de sus patrocinadores: Restaurante Molino Viejo, Icefield Water, Cava 138, Proyectovino y Sytba Tecnologías.

En la previa conferencia de prensa celebrada el pasado 23 de noviembre en Terraza Bichicori, una de las sedes de Cava 138; Octavio Prudhomme manifestó que el objetivo del festival era “como productor, tener contacto con el cliente final”, es por esta razón que se invitaron a 35 expositores de vino nacional e internacional a participar, con un costo muy competitivo para tener presencia los dos días del Festival.

El nombre del festival “Envero” es debido a la época del año que se produce el cambio de color en la uva, indicando que empieza el proceso de maduración antes de la recolección, motivo por el cual, inicialmente la fecha prevista era abril o mayo del 2021, sin embargo, la actual situación de la pandemia, hizo que se pospusiera, pudiéndose celebrar la primera semana de diciembre.

Aparte de los stands de vino; había un área de comida con la presencia de hot dogs de Hot Daddy, Smokey Dog Valle con su parrilla y Gastronómica San Juan con sus quesos y charcutería. Complementaban el espacio, un área de bazar, con bisutería, playeras, joyas y complementos, productos de belleza realizados con uva, entre otros.









En un ambiente totalmente familiar, con mucha seguridad, ambos días se pudo degustar vinos de España, Francia, Portugal, México, entre otros; así como acompañarlos con varias propuestas de comida; y degustarlos en las periqueras que estaban distribuidas en el recinto.

Paralelamente al Festival, los asistentes pudieron asistir a catas que realizó Max Baiocchi con show de magia y cata; las catas tenían un costo de recuperación y eran patrocinadas por varios expositores, con el objetivo de dar a conocer sus vinos y productos.

Domingo en la noche, antes de finalizar el evento, hubo un concierto en vivo del grupo Hell Hippies a partir de las seis de la tarde, quienes cerraron el primer Festival con broche de oro, y ayudaron a los asistentes a entrar en calor.

Terminando el concierto, Octavio Prudhomme, director de Envero Fest, agradeció a los participantes, expositores, su presencia, hizo recuento de la primera edición; reconociendo algunos aspectos a mejorar en organización del mismo, pero prometiendo una segunda edición, gracias a la buena aceptación de la primera experiencia.

¡Salud por una nueva edición del Festival Envero Fest, estén pendientes al calendario!

Para más información:

https://facebook.com/enverofest/

IG: @festivalenvero


Restaurante Molino Viejo Interlomas

Paraje del Molino Viejo Ex Hacienda de Jesús del Monte

Huixquilucan, Estado de México - 52764


Sobre sommelier Sandra Buch: Originaria de la Ciudad de Girona, España. Egresada de la Universidad de Girona con especialidad de sommelier. Ha trabajado en prestigiados restaurantes en México. Jueza Catadora en Mexico Selection by Concours Mondial de Bruxelles. Docente de programas de servicio y vinos para profesionales de la industria de la restauración y hotelería. Comunicadora de la cultura del vino en medios digitales y profesional en el área de la comercialización de vinos.





¡Sigue nuestra información en Twitter: @copasycorchos!
¡Disfruta de las delicias en Instagram: @copasycorchos!
¡Sigue al pendiente de la gastronomía en Facebook: @copasycorchos!




Otras notas relacionadas:











Síguenos en Instagram





El vino mexicano vive una época
de franco crecimiento


Por Dr. Salsa
Instagram: drsalsamx
Twitter: @drsalsamx

El vino mexicano ha crecido de manera acelerada en varios aspectos. Me parece que el crecimiento se da con base en tres factores: el aumento del consumo del vino en el país independientemente del país de origen, el crecimiento de la oferta del vino mexicano en diferentes regiones y la experiencia enológica que se traduce en vinos de mejor calidad.

Con base en datos del Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV) el consumo del vino mexicano ha pasado de .75 lt en el 2016 a 1.2 lt per cápita en 2021, lo que representa un importante crecimiento del 60% aproximadamente en 5 años. Aunque se debe señalar que aún el vino nacional cubre alrededor del 30% de la demanda interna, que tampoco está nada mal.

Sin duda este aumento de la demanda ha impulsado la inversión y los proyectos vitivinícolas en varios estados del país, que es otro factor. Actualmente se cuentan con alrededor de 400 bodegas y el número de hectáreas dedicadas a la vid ya está alrededor de las 7,900 lo que hace posible una producción anual de 14 millones de cajas de vino.

El crecimiento también se ha dado en las regiones vitivinícolas repartidas ahora en 14 estados: Aguascalientes, Baja California Norte, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas. Las adiciones más recientes a esta lista: Jalisco y Puebla llaman poderosamente la atención por su ubicación en términos de latitud, dado que se alejan de la tradicional "Franja del Vino" que comprende las latitudes 30° y 50° norte sobre la línea ecuatorial, y sobre el Hemisferio Sur entre los paralelos 30° y 40º.

No obstante esa distancia en latitud, en los últimos años la literatura en vinos ha registrado que la altitud -altura de los viñedos con respecto al nivel del mar-, puede ser un factor para compensar temperatura y humedad con respecto a la latitud. Habrá que recordar que los negocios en vino son inversiones a muy largos plazos. Casi hasta podríamos decir que centenarios. Por lo pronto habrá que esperar años para empezar a constatar la calidad de esos vinos en Puebla y Jalisco.











El otro factor es la experiencia enológica. En el transcurso de los últimos años ha crecido el número de enólogos profesionales en el país, así como los intercambios profesionales con bodegas en países con mucha mayor tradición en producción que el nuestro. También tiene que considerar la aparición de la siguiente generación de enólogos, hijos que han seguido los pasos de los padres y quienes encuentran más recursos para una formación más completa.

Dentro de este rubro igualmente hay que señalar que muchas bodegas han renovado su equipamiento para la vinificación, o desde su fundación han incorporado tecnología actualizada.

Esta experiencia enológica se puede comprobar al degustar varias bodegas mexicanas. No se puede decir que el beneficio ha sido generalizado, como se puede entender que en toda industria hay diferentes niveles de inversión y compromiso. Pero aquellas bodegas que han tomado medidas positivas es evidente la eliminación de defectos como la oxidación indeseada, contaminación microbiana o el sesgo de la paleta aromática hacia las notas de frutos sobremadurados.

Otra señal del aumento de la calidad de los vinos han sido los reconocimientos en concursos nacionales, como el más importante: Mexico Selection by Concours Mondial de Bruxelles y por supuesto los concursos internacionales. De acuerdo a los datos del CMV se están otorgando 500 medallas en promedio por año a las etiquetas mexicanas.

Paz Austin, Directora General del CMV ha confirmado que las bodegas se han recuperado de los difíciles años de pandemia. Ha ayudado que muchas bodegas han fortalecido sus canales de venta en medios digitales, la tendencia del público al consumo de los productos nacionales y el enoturismo gracias a que muchas actividades se realizan en espacios abiertos, claro que siguiendo los lineamientos y medidas de seguridad sanitaria que han establecido las autoridades.

Austin, ha confirmado que el crecimiento se ha dado en términos de inversión, y en conjunto con las estrategias del CMV han logrado que este 2022 haya apoyos gubernamentales en diferentes niveles (federal y estatal), incorporando al vino mexicano en algunas políticas públicas.

Sobresaliente para la industria del vino mexicano este año es la realización del 43o Congreso Mundial de la Viña y el Vino, programada para el mes de noviembre. En este evento se reunirán representantes de 43 países que son miembros de la Organización Internacional de la Viña y el Vino con sede en Francia. Y será sin duda la oportunidad para que los productores nacionales conozcan de primera mano información relevante que pueda impulsar sus proyectos.

Para el consumidor final, quizás lo más importante es el crecimiento en calidad en general. Sin embargo, como en toda región vitivinícola los niveles de calidad son diversos. La herramienta que tiene el consumidor es la información de sommeliers expertos que lo pueden acompañar en el conocimiento de las características de calidad para que su selección de vino mexicano cada vez sea más acertada.

Vino de la Semana


Pájaro Azul

Vinos Guanamé 

País: México

Región: Valle de Jaral de Berrios, San Felipe Guanajuato

Uvas: Cabernet Sauvignon, Malbec, Syrah & Tempranillo

Color granate concentrado. Atractivo al olfato por sus aromas a ciruelas y moras maduras sobre varias capas de aromas entre los cuáles destacan notas a higo y especias que recuerdan la pimienta negra y vainilla. Cabe mencionar que el vino pasa por 12 meses en barricas de roble francés y las notas aromáticas se hacen presentes de forma armónica en copa como chocolate amargo y tabaco. En paladar es un vino de cuerpo medio con taninos sedosos acompañados de acidez precisa que hace muy placentero el vino. De final largo y agradable que recuerda las especias.

Se sugiere acompañar platillos que acompañen la gran expresión del vino, como carnes asadas al carbón, lechón al horno, barbacoa de borrego (se recuerda tener cuidado con la intensidad de las salsas). También para las pastas tipo bolognese o una lasagna. En un maridaje más informal, podría acompañar preparaciones con salsa pasilla, tacos de carnes de res o suadero.


Sobre El Dr. Salsa: José Sandoval fundador de "Entre Copas y Corchos, Revista Digital de Gastronomía" desde 2010. Egresado del programa de educación en vino del enólogo Jesús Diez de su escuela Vinicultura. Especialista en vinos de la D.O. Jerez y en vinos de la D.O.Ca. Rioja. Nivel 1 del programa de certificación internacional por The Court of Master Sommeliers. Juez catador en el concurso México Selection by Concours Mondial de Bruxelles. Miembro del panel de cata de la primera edición de La Guía Universal de Vinos Mexicanos. Miembro de la Asociación de Sommeliers Mexicanos. Autor de diversas colaboraciones en revistas especializadas en las artes culinarias. Entusiasta viajero y del buen comer.




¡Sigue nuestra información en Twitter: @copasycorchos!
¡Disfruta de las delicias en Instagram: @copasycorchos!
¡Sigue al pendiente de la gastronomía en Facebook: @copasycorchos!




Otras notas relacionadas:













Síguenos en Instagram





 

Las redes sociales se han convertido
en un espacio para descubrir nuevos vinos


Por Dr. Salsa
Instagram: drsalsamx
Twitter: @drsalsamx

Estoy convencido que una manera muy eficaz y económica de conocer nuevos vinos es a través de las redes sociales. Desde hace aproximadamente unos 15 años, fui testigo de cómo las redes sociales se fueron enriqueciendo con mayor cantidad de contenidos relacionados con el vino.

Aunque la cantidad ha ido en aumento acelerado, cabe señalar que la calidad de la información es muy diversa y en ocasiones cae dentro de la desinformación. Pero en mi percepción la realidad es que la mayor parte es contenido con un nivel de calidad razonable. Este tema da para mucho que comentar y mas adelante valdrá la pena hacerlo. En esta ocasión me quiero enfocar en un tipo particular de interacción.

Uno de los fenómenos de comunicación más sobresaliente han sido los grupos de Facebook. He observado cómo diversos grupos han crecido de manera exponencial. Algunos superando más de 100,000 miembros. Estas comunidades digitales alrededor del vino tienen por característica fundamental la diversidad: muy dispares niveles de experiencia con el vino -me refiero a la posición como consumidor-, y con base en aquellos de los que formo parte, con miembros de varios países de Latino América y sobre todo con muy distintas expectativas del vino.

En las interacciones de estos grupos, me ha llamado mucho la atención un tipo de contenido recurrente. En cientos de ocasiones, quizá miles sumando las interacciones, leo consultas del público dirigidas a la comunidad del tipo: "Tengo este vino, ¿qué opinan?" acompañadas de una fotografía de la botella-etiqueta. Ya sea que la persona haya adquirido el vino, o lo va a dar o recibir como obsequio, el tema es que las personas quieren de alguna forma saber, antes de probar el vino, si éste producto es bueno o no, o si por lo menos es famoso.

De ninguna manera critico estas consultas. Al contrario, celebro que la gente se anime a probar nuevas etiquetas y que sienta curiosidad sobre sí ha sido una compra acertada, o un buen obsequio (Me quedo con la duda de que ¿en caso de recibir comentarios negativos, le reclamarán a quién se los ha dado?). Por supuesto, en ocasiones hay una gran cantidad de comentarios que van desde las felicitaciones hasta la burla y alguna veces, publicaciones negativas con mucha saña. En varias ocasiones hay comentarios positivos o constructivos de personas bien intencionadas que tratan de ayudar y orientar. Pero así son las redes sociales y es inevitable algunas reacciones.

Quizás por lo mismo, por esos airados reclamos digitales, muchas personas se reservan sus comentarios después de probar el vino. Evitando así exponer su opinión real.

Sin embargo, ese es el momento importante. La opinión personal de cada consumidor tiene después de probar el producto. Esa decisión de si le ha gustado o no. Y quizás un poco más avanzado: las razones por las cuáles le ha agradado o no. Estoy convencido de que todos en la industria buscamos dos objetivos: el aumento del consumo del vino y progresivamente el consumo de vino de mejor calidad.

Estas consultas en los grupos de Facebook me llevan a un grupo de reflexiones. Por un lado, como todos en la industria sabemos, para el público que inicia en su exploración del mundo del vino, las etiquetas tienen un peso importante en la selección del producto, aunque a veces signifique cierta frustración por parte del consumidor. El único antídoto ante ello es un poco de información adicional o formación en la cultura del vino.

Viene a mi mente una fantástica bodega de Bordeaux que produce unos vinos espectaculares, pero que tiene la etiqueta menos atractiva del mercado. Por supuesto para la bodega, no orientada a un mercado masivo, no le importa ese tema. Además el sólo apellido es marca suficiente para saber de la calidad del producto. Para un consumidor con un poco más de información, sabe que como los libros, es un error garrafal juzgar sólo por la etiqueta y la botella puede contener una joya vínica en su interior.

Aquí es donde creo que el gran recurso para la industria es la formación del consumidor. Es decir, dotarlo de mayor información para que cada amante del vino, elija mejor con respecto a su presupuesto y expectativa, al mismo tiempo que descubra nuevas etiquetas (regiones, tipos de producción, y un largo etc).









Es evidente un apetito por información alrededor del vino a nivel de principiante. La cantidad de recursos disponibles hoy día son abrumadores. Gran cantidad de páginas web, cuentas interesantes de sommeliers experimentados y cursos formales son maneras de adquirir ese conocimiento.

Los cursos formales de introducción al vino, por sommeliers de solvencia profesional comprobada son la mejor manera, porque para aprender de vinos no sólo basta con probar varios, se necesita guía para identificar las cualidades sensoriales entre ellos. Por ejemplo complejidad aromática, el balance entre acidez, tanicidad y nivel alcohólico, son elementos que será más fácil distinguir bajo la guía de un sommelier-instructor.

No obstante hay que darle al consumidor libertad total. Mostrarle como descubrir por sí mismo las pistas sensoriales que son señales de calidad, ceder la habilidad para que cada persona elija su mejor producto. Ese siempre ha sido el espíritu de Entre Copas y Corchos, apoyar al amante del vino para que encuentre dentro de la gran diversidad de hoy día, el vino perfecto para cada ocasión.

Mientras que las reglas y algoritmos de Facebook lo permitan. Los grupos seguirán siendo fuente de información interesante -y divertida- alrededor del vino. Pero para aprovechar mejor el presupuesto, no hay mejor inversión que un curso de introducción con un sommelier como guía. Esto le permitirá conocerse mejor a sí mismo, es decir responder cuál es el mejor vino para usted y por qué razón.


Vino de la semana


Garofoli Piancarda

País: Italia

DO: Rosso Conero DOC

Uva: Montepulciano

A la vista, un vino de gran concentración de color con matices violáceos. Enamora al olfato a través de aromas a frutos negros, en dónde la zarzamora y mora vienen acompañados de notas a violeta sobre un manto de aromas especiados que recuerdan la pimienta negra y el tabaco. También presenta atractivos aromas de grafito. Un vino de ataque firme, con una acidez balanceada con su carga aromática frutal, robusto y amplio en paladar, con taninos presentes pero agradables, que incitan al siguiente sorbo. De final largo.

Una alternativa para los amantes de la Cabernet Sauvignon o Malbec.

Perfecto para acompañar una hamburguesa con una buena capa de queso gruyère, o una pizza con pepperoni. Pastas con salsa bolognese o lasagna. Cortes de res con una porción de grasa como el rib eye o picaña, o bien una pieza de res estofada.


Disponible en Terra & Mondo

Web: https://terraemondo.com/

Instagram: https://www.instagram.com/terra_mondo/


Sobre El Dr. Salsa: José Sandoval fundador de "Entre Copas y Corchos, Revista Digital de Gastronomía" desde 2010. Egresado del programa de educación en vino del enólogo Jesús Diez de su escuela Vinicultura. Especialista en vinos de la D.O. Jerez y en vinos de la D.O.Ca. Rioja. Nivel 1 del programa de certificación internacional por The Court of Master Sommeliers. Juez catador en el concurso México Selection by Concours Mondial de Bruxelles. Miembro del panel de cata de la primera edición de La Guía Universal de Vinos Mexicanos. Miembro de la Asociación de Sommeliers Mexicanos. Autor de diversas colaboraciones en revistas especializadas en las artes culinarias. Entusiasta viajero y del buen comer.




¡Sigue nuestra información en Twitter: @copasycorchos!
¡Disfruta de las delicias en Instagram: @copasycorchos!




Otras notas relacionadas:













Síguenos en Instagram