23 de febrero de 2016

Top Chef México es un reality de competencia entre chefs profesionales
Foto: Twitter Canal Sony México


Por Dr. Salsa (@drsalsamx)

Ya se estrenó el primer episodio de Top Chef México transmitido por el Canal Sony en el sistema de televisión de paga. Me ha gustado mucho por diversas razones. Lo principal: me divertí mucho.

De ninguna manera se me debe tomar por experto en este reality del cual nunca he visto alguna edición previa. Me doy cuenta a través de Wikipedia que cuenta con 12 temporadas previas y que está en curso una decimotercera edición titulada "Top Chef California". Con sorpresa leo que ha habido versiones de la exitosa franquicia televisiva, en El Salvador e Indonesia.

Creo que para nuestra riqueza culinaria se habían tardado un poco, sin embargo, ¡qué bueno que ya hay un Top Chef México! Y ¡qué bueno que se haya hecho así!. Claro, todo es perfectible. Pero es indudable que es un escaparate para la cultura gastronómica mexicana y sus chefs.

Tampoco es el medio para conocer a fondo nuestra gastronomía. Para ello, no te engañes, hay que: comer -mucho, en todos lados-, leer, cocinar y viajar por México. Pero tiene el potencial de difundir nuestros productos, por ejemplo, en este primer episodio el chef Rodolfo Castellanos (Origen, Oaxaca) sirvió un plato con la exquisita salsa de hormiga chicatana, preparación típica de Oaxaca que reúne sabor y tradición.

Y por supuesto es una forma para que millones de personas -ignoro el alcance en audiencia en México y Estados Unidos- conozcan a los chefs de Tijuana, San Miguel Allende, Ciudad de México, etc.

Trucha salmonada con sofrito de tomates, chef Fernando Martínez
Foto: Twitter Canal Sony México

Pero no olvidemos que es un programa de entretenimiento. Y bajo esa óptica, más lúdica que informativa, algunos comentarios.

Sin duda la mejor parte de la introducción de los jueces fue la del chef Juantxo Sánchez (Chef Corporativo Grupo Sonora Grill) quién habló de atender y dejar felices a los comensales. La mejor frase "...es en el restaurante en dónde he encontrado más amigos...", bueno yo idéntico.

Los jueces Martha Ortiz (Dulce Patria, Ciudad de México), Aquiles Chávez (La Fishería, Villahermosa y otras ciudades), Guillermo González Beristáin (Grupo Pangea, Monterrey) y Juantxo Sánchez muy bien. Serios, muy en su papel. Aunque no quedó claro cuál era el tratamiento apropiado para las hojas de apio que el chef González Beristáin le cuestionó a la chef Pia Quintana (La Lupita Taco & Mezcal, Los Cabos). Pero siempre es entretenido ver a alguien con cara de "...Perdone chef, ¿qué dijo?... No pues ya las tiré".

Mi adorada Ana Claudia Talancón con gran timidez. Dos, tres sonrisitas por aquí y allá y prácticamente sin intervención. Quizá algo opacada al lado de esos gigantes de la gastronomía nacional. Se entiende perfecto.

Con el transcurso del programa, brillarán los héroes y destacarán los villanos. Pero sin duda alguien que llamará la atención es el chef José Miguel García (La Barraca Valenciana) cuyos gritos se escuchaban en off por ahí... "¡ahora si los veo muy calladitos!" o echándole porras a sus compañeros.

El chef es muy carismático y lo sabe. ¿Se fijaron en la sonrisa del chef José Miguel cuando mencionaron el premio de 1.5 millones de pesos? Asomó en el rostro una sonrisa estilo "Gollum" del Señor de Los Anillos: ¡Lo quiero para mí! Me dio risa.

Rollo de aguacate relleno de tartare de jurel, chef Matteo Salas
Foto: Twitter Canal Sony México

Buen reto inicial aquel de crear un plato que los representase. Ya veremos qué tal le va al muy apreciado chef Irving Quiroz (Chocosolutions, Monterrey), maestro en la repostería... No se le vio muy cómodo en el tema de platos salados... ¿Quizá debió presentar un macaron?.

Por otro lado se veían muy apetitosos los platos de los chefs Fernando Martínez (Yuban, Ciudad de México): trucha salmonada sobre sofrito de tomates; Matteo Salas (Aperi, San Miguel de Allende): rollo de aguacate con tartare de jurel y el de Eduardo Morali (Eloise, Ciudad de México) quién presentó un huevo escalfado con escamoles, emulsión de manchego y trufa negra, o sea... Era un plato que lo representara a él... ¡no a Eloise!. Me hizo reír mucho también.

De cualquier forma se veía exquisito ese platillo y en descargo del chef Eduardo, si representa su estilo: aprovechando lo que va aprendiendo de cada lugar y su estilo aventurero. En ese plato otro producto orgullosamente mexicano en pantalla... los escamoles. ¿Han probado los escamoles salteados en mantequilla sobre wonton con puré de habas, bañados con gastrique de naranja y vainilla en Eloise? ¿No? ¡Corran, disfrútenlos!.

Huevo escalfado con escamoles, emulsión de manchego y trufa negra
Chef Eduardo Morali, Eloise
Foto: Twitter Canal Sony México

La situación de la cola de res... ¿es real que eligiese la chef esa proteína?... Y el cordero de Christian Bravo (Bravo Catering/Hotel Casa Lecanda, Mérida) se veía un poco crudo ¿no les parece?

La segunda etapa fue sorpresiva. Creo que el chef Katsuji Tanabe (Mexikosher, Beverly Hills) -cuando yo lo conocí en persona tampoco entendí su nombre-, no resultó tan popular con sus compañeros, pero como dijo la chef Andrea Martínez (Comuna, Monterrey) -¡qué simpática me ha parecido ella!- comentó: "...fue el karma".

Lo que sí estuvo divertido fue el chef Katsuji y su expresivo lenguaje que en una intervención fue camuflajeado completamente con una serie de "beeps". Bueno, no hay que alarmarse, el lenguaje en las cocinas es rudo. Muy rudo.

En la tercera etapa me encantó el chef Guy Santoro (Almara, Ciudad de México) con su acento francés abriendo ostras, torneando alcachofas y deshuesando un conejo como quitarse un calcetín a toda velocidad. Fue entretenido ver cómo sufrían los otros chefs.

Chef Eduardo Morali. Restaurante Eloise.
Foto: Top Chef México

Para la parte final no estuvo muy bien el tema de la suerte. Son cocineros, ¡que los pongan a cocinar!. Sin embargo los chefs Manuel Moralo (Alioli, Paellas y Tapas, Ciudad de México) y Sergio Howland (Ostrería Amici y Brunella Brewing Co., Hermosillo) fueron los menos carismáticos y al menos yo -lo siento chicos-, no los voy a extrañar mucho en el show.

Buen arranque el de Top Chef. Muy buena producción pero sobre todo, lo mejor es el tipo de cocina que se presenta: atractiva, con raíces pero moderna y real. Platos como los de Matteo Salas, Rodolfo Castellanos y Fernando Martínez se pueden probar y disfrutar. El favorito, bueno, el favorito es Eduardo Morali, no sólo es un talentoso y comprometido chef, también es una extraordinaria persona y si yo quiero que alguien gane este reality es él. Ya veremos.

Más información sobre Top Chef México en: la.canalsony.com.

Sobre el Dr. Salsa.
Ingeniero y a la vez comelón curioso. Entre restaurantes y viajes se encuentra en búsqueda de las mejores experiencias gastronómicas posibles. Amante de los vinos, cerveza y destilados, concluyó exitosamente el programa de Enología y Viticultura en la Escuela Vinicultura del enólogo Jesús Diez. Disfruta día a día rodeado de amigos, construyendo historias para compartir.
Sigue al Dr. Salsa en Twitter: @drsalsamx


Sigue a Entre Copas y Corchos en Twitter: @copasycorchos

¡Únete a la comunidad alrededor de la gastronomía en Facebook: CopasyCorchos!



Otras notas relacionadas:
Eloise: Restaurante de 5 Estrellas
¡Ya llegó! ¡Ya está aquí!... Top Chef México 2016
La cocina arderá con el estreno de "Top Chef México"
Plato vacío: Chefs, coctelería y pizzas, ¡pura sabrosura!
Mejillones de ensueño y ceviche fantástico

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola!, ¡Gracias por tus comentarios!