3 de agosto de 2016

Diseño de etiquetas Casa Madero parten de las escrituras para la explotación de tierras para vides


Por Marco Miranda

Esta bodega mexicana, icónica en el panorama nacional del vino desde hace ya un tiempo, decidió cambiar el diseño de las etiquetas de toda su gama, con base en los colores de la antigua hacienda que dio origen a la primera bodega productora de vino en el continente americano, en 1597, San Lorenzo.

Antes de continuar con el relanzamiento, es pertinente recordar un hito en la historia del vino en México: el rey Felipe II, ante el éxito del vino producido en el virreinato, prohibió su elaboración en 1595 y ordenó que los viñedos existentes fuesen destruidos, ante la presión de los bodegueros y comerciantes españoles. Esta prohibición fue ratificada por Felipe III en 1610 y por Felipe IV en 1628 y 1631. Empero, cabe mencionar, por una parte, que las órdenes monásticas se defendieron, con éxito, alegando que necesitaban vino para el rito de la Eucaristía y, por la otra, que el castigo para quien no la respetase era un módico impuesto de dos por ciento “de todo fruto que sacaron de ellas".

Así las cosas, ¿cómo fue posible que, tan sólo dos años después, algún emprendedor pudiese concretar un esfuerzo productivo importante en la Nueva España?

La respuesta obedece a que la zona de Parras, en lo que hoy es Coahuila, estaba en los límites del territorio conquistado y, por lo tanto, sujeta a los ataques de los “indios bárbaros” de la región, por lo que requería de apoyos económicos. Así fue como se otorgó al inmigrante español Lorenzo García una dotación de tierras, con permiso expreso para sembrar vides, lo que dio origen a la Hacienda San Lorenzo, que sería comprada por Evaristo Madero en 1893.

Evaristo, abuelo de Francisco I. Madero, contrató personal especializado para mejorar las técnicas de viticultura y vinificación, tanto para la elaboración de vinos como de brandy, lo que permitió que Casa Madero mantuviese su presencia en el mercado durante los inicios y la primera mitad del s. XX, incluso superando la difícil década de 1980, cuando la apertura de México ante el primer tratado de libre comercio, el GATT, si bien limitada, causó la quiebra de decenas de productores nacionales.

Pasando ya al tema central de esta nota, el diseño de las nuevas etiquetas hace énfasis en fondos de color blanco, con texturas palpables al tacto –como es obvio suponer— y colores específicos para cada una de las cuatro líneas de producto: V, Casa Madero, Casa Grande y Uvas Orgánicas. El énfasis en el blanco se deriva del hecho de que las paredes de la Hacienda son de este color. Por su parte, la caligrafía que complementa a la tipografía, de estilo sobrio, consiste en fracciones del Libro de las Mercedes, que concedió a Lorenzo García su dotación de tierras.

El color y textura de las etiquetas fue inspirado en los históricos muros de la Hacienda San Lorenzo

Imágenes, letras y texturas aparte, lo que cuenta más para el disfrute del enófilo es lo que está en cada botella: vinos equilibrados, adecuados al paladar mexicano, con énfasis en el aspecto frutal en todas sus líneas, incluso para los Casa Grande Gran Reserva, cuya larga estancia en barrica no impide que éste aspecto sea el protagonista.

De estas cuatro categorías, describo los vinos que, en mi modesta opinión, sobresalen en cada una:

De la línea V, que ofrece vinos fáciles de tomar y de precios accesibles, el 2V es un ensamble de Chardonnay y Chenin blanc, fresco y fácil de beber, con una frutalidad amable. Y el 3V,  mezcla de Cabernet, Tempranillo y Merlot, con 12 meses de paso por barricas de distintos orígenes, es un tinto apto tanto para los aficionados nuevos, como para aquellos que ya han avanzado un cierto trecho en el largo recorrido del Mundo-Vino, por su buen balance y taninos amables.

De la línea clásica, el Chenin blanc, un blanco deleitable con vivaz acidez y un placentera faceta frutal, que se puede disfrutar por sí solo, o maridarse con una variedad de preparaciones.

De la misma línea clásica, el Shiraz, que ostenta una tradición de encontrarse entre los mejores exponentes de esta variedad en México, sigue ofreciendo una agradable tipicidad varietal, con notas especiadas y de frutas negras, todo ello enmarcado en un conjunto de equilibrio.

Casa Madero Sauvignon Blanc

Casa Madero Shiraz

Casa Madero Casa Grande Cabernet Sauvignon

Por su parte, la línea elaborada con uvas orgánicas ofrece dos exponentes, un chardonnay sin barrica y un cabernet sauvignon con paso por barrica de 12 meses. Cada uno ofrece características particulares, que merecen la pena de buscar y paladear ambos vinos, con toda calma, para que el aficionado descubra por sí mismo si saben diferente a los elaborados con agricultura convencional.

En la punta de la pirámide, el chardonnay de la línea Casa Grande tuvo una estancia en madera menor a los de añadas anteriores y, para quienes hemos seguido a este blanco durante años, ésta es su principal característica. En lo personal, esperaba extrañar ese toque amaderado, pero mi sorpresa fue grata al catarlo: un vino con tipicidad varietal, cremoso y muy frutal, con una complejidad muy agradable. Buena decisión de los elaboradores ofrecer una versión distinta.

Por su parte, el Casa Grande Cabernet Sauvignon sigue colocando a la fruta como la protagonista, la cual danza con taninos amables a la vez que muy presentes, y con una acidez finamente integrada con la barrica. Sin duda alguna, un vino muy elegante que no tardará –junto con varios de sus hermanos menores– en ganar más premios internacionales.

Sobre Marco Miranda: Experto periodista gastronómico, sommelier y miembro de la Asociación Mexicana de Sommeliers, se encuentra en búsqueda constante por las nuevas tendencias en la industria del vino y de los placeres de la gastronomía.

¡Únete a nuestra comunidad en Facebook: Entre Copas y Corchos!
¡Sigue nuestra información en Twitter: @copasycorchos!



Otras notas relacionadas:
Casa Madero celebra 415 años de historia sabor a vino
"90 y Más" La Muestra de los Vinos Mexicanos Mejor Calificados
Cena Imperial China en Asian Bay
El consumo de vino mexicano va en aumento
Vid Mexicana: Plataforma integral de experiencias con vino mexicano

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola!, ¡Gracias por tus comentarios!