7 de julio de 2016



Por Viko Lukánico
Twitter: @gallolukaniko

Como la luna que cambia de presentación, así será el menú de Luna Bistró ubicado en la histórica colonia Juárez de la Ciudad de México. Este proyecto gastronómico presentó el concepto Anfitrión Gourmet, donde todo el equipo del lugar tiene un solo objetivo: llevar la experiencia del comensal hasta la luna.

Que Luna Bistró esté ubicado en el complejo de STARA Boutique en la colonia Juárez, es una decisión estratégica; justo en medio de todo, y sin perder la esencia clásica que de la capital.  El restaurante opera en un inmueble precioso que data de la época porfiriana, rehabilitado con tacto y buen gusto para mostrar lo mejor del pasado y el presente.


Una vez recibidos y dirigidos a la mesa de invitados en Luna Bistró, se nos atendió de manera expresa y con un trago de mezcal para calmar los ánimos después del ajetreo en el tráfico. Pronto, el equipo estrella de cocina se presentó: el chef corporativo Luis Valencia, chef Javier Ramírez de Luna Bistró Hamburgo y el chef Manuel de la Cruz de Luna Bistró San Ángel.   


La sorpresa vino con la explicación del concepto que regirá Luna Bistró: un menú por cada día del año, o lo que sería lo mismo, 365 menús para los 365 días del año. La proeza no es menor, pero los chefs lucían animados con el reto y el placer de explotar la creatividad del equipo en cocina. A partir de las hierbas cultivadas en el roof garden del hotel, y los ingredientes de la temporada, confirmaron con seguridad que no habría día igual en el platillo y disfrute de sus invitados.

A cada instante los meseros se acercaban buscando que nuestra presencia fuese en todo momento placentera. Que no existiese sed ni hambre en nuestro sistema, y mi copa siempre llena con vino tinto 3V de Casa Madero. Su dinámica especial es el ahora denominado sistema de Anfitrión, donde el mesero es elemento clave para la experiencia del comensal, y su actuar es tal cual el del anfitrión que recibe con todas las atenciones al invitado.

Para ese día, el menú especial fue inspiración del día con los productos que encontraron en el mercado. De primera entrada fue un rollo vietnamita con salmón ahumado, queso de cabra y salsa habanero.

Rollo vietnamita con salmón ahumado, quedo de cabra y salsa habanero

Acto seguido estábamos frente a un crab cake con aderezo de chipotle, un platillo llegado de la memoria del chef Valencia durante su estadía en Nueva Orleans. Pasamos a la tostada de barbacoa de marlín, un platillo que mereció el suspiro de la mayoría de los invitados, y con justa razón. El equilibro de sabores y el detonante de la memoria gustativa por estilo e ingredientes, fueron un placer certero al corazón.
 
Ensalada con globo de mozarela

Antes del plato fuerte, fuimos agraciados con una ensalada verde acompañada por un globo de queso mozarela hecha para compartir con todos en la mesa. No conformes con la célebre sesión, cerré con un filete ahumado con salsa de pico de gallo.

Estará en su suerte la serie de platillos que servirán durante su visita a Luna Bistró, pero tengan la plena seguridad que la experiencia Anfitrión Gourmet levantará su día a un pedestal que quedará guardada en su memoria hasta la siguiente luna.

Luna Bistró
Hamburgo 32 int.1er Piso
Entre Nápoles y Dinamarca
Col. Juárez
Tel. 5351 6800

¡Únete a nuestra comunidad en Facebook: Entre Copas y Corchos!
¡Sigue nuestra información en Twitter: @copasycorchos!



Otras notas relacionadas:
Restaurante Atalaya: una joya culinaria en el poniente de la Ciudad de México
Una porción de Querétaro en la terraza más agradable del zócalo
La Cuchara de San Sebastián: un pedacito de España en la CDMX
BOWIE: Una propuesta diferente con cocina de humo

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola!, ¡Gracias por tus comentarios!