14 de diciembre de 2017

Maison Louis Roederer combina una extraordinaria historia con sabores inigualables



Por Dr. Salsa
Instagram: drsalsamx
Twitter: @drsalsamx


El champagne es sinónimo de alegría. ¿Qué otra bebida puede competir con el encanto de su historia, la algarabía de sus burbujas y sus distintivos aromas? Me parece que ninguna otra. Si bien existen una multitud de espumosos de calidad en el mundo, el champagne ha encontrado la forma de unir un terroir privilegiado, manufactura de calidad y el romanticismo de su historia propia.

Entre las maison de la fría región de Champagne se destaca Louis Roederer. La visión de su fundador, sus hectáreas propias de viñedos Grand Cru y la elegancia de sus vinos en dónde la uva pinot noir toma relevancia, le han valido ser reconocidos entre los mejores del mundo. Se dice que los cuvées de la Maison Louis Roederer son el fruto de un trabajo paciente con ingredientes fundamentales: la colaboración de expertos, la búsqueda incansable por el balance perfecto y por supuesto las generosas uvas cultivadas en el suelo de Champagne, produciendo un vino con un "carácter alegre y elegancia cristalina".

Louis Roederer, prestigio y visión

La historia inició cuando Louis Roederer heredó la empresa en 1833. Entonces Roederer tomó una idea visionaria e inusual en la época: adquirir viñedos propios para asegurar la calidad de la materia prima, las preciadas uvas de diferentes viñedos Grand Cru. Mientras otras casas compraban sus uvas, Roederer nutrió sus viñedos, familiarizándose él mismo con las características particulares de cada parcela y metódicamente adquirió las tierras de mayor calidad que le fueron posibles. Hoy día queda claro, un gran vino depende de la calidad de las uvas que a su vez depende de la calidad del suelo, pero para aquella época fue una decisión temeraria. No obstante la astutas acciones de Roederer fundaron una propiedad única en el mundo.

Su heredero, Louis Roederer II adoptó la consciencia de su padre con respecto a la producción, administración de la propiedad al tiempo que heredó su instinto audaz. En los 1870s, la Maison Louis Roederer inició la exportación a Estados Unidos e incluso para el Zar Alexander II de Rusia. En este punto, Roederer II ideó para el monarca ruso otro concepto novedoso para la época: el primer Cuvée de Prestige. Finalmente, creado en 1876 y nombrado "Cristal" fue el inicio de un prestigio asociado a la excelencia que perdura hasta nuestros días

Fundador Louis Roederer




Brut Premier, un clásico con sabor contemporáneo

Después de las convulsiones de los 1900s, en particular la Primera Guerra Mundial que destruyó más de la mitad de la propiedad de la Maison Louis Roederer, Léon Olry Roederer reconstruyó los viñedos. Decidió comprar uvas que aseguraran la continuidad de la Maison durante este difícil periodo y al mismo tiempo creo una bebida a partir de vinos de diferentes añadas que tuviera un sabor consistente independientemente de las condiciones de la cosecha del año. Esta creación ahora se llama Brut Premier.

Mezcla de alrededor 40% Pinot noir, 40% Chardonnay y 20% Pinot Meunier, Brut Premier es creado a partir de las tres variedades provenientes de Crus seleccionados por Louis Roederer y un porcentaje se pasa por toneles de roble. Posteriormente se deja madurar por 3 años en las cavas de la propiedad y adicionalmente se deja reposar un mínimo de 6 meses después del degüelle.

Brut Premier ofrece un balance perfecto entre juventud y madurez, seducción y carácter, frescura y densidad. Brut Premier es un champagne armónico aunque con estructura. Exuberante, elegante y vivaz en paladar. Lo distingue su fina textura y largo final. Un vino complejo, agradable y de gran presencia.

"Color amarillo dorado con efervescencia fina y regular. Aromas a espino, almendra, pan tostado y piña. En boca, fresco con aromas de fruta tropical, miel y cítricos" describe así este preciado champagne el sommelier Ron Hulshof, Brand Ambassador para la Maison Louis Roederer.




Brut Vintage Rosé 2011, el encanto de la elegancia

Para obtener las uvas necesarias para crear un gran champagne rosado, se tenía que obtener una madurez perfecta, la cuál es difícil encontrar en el cambiante clima de Champagne. Esta es la razón por la cuál Louis Roederer decidió invertir en viñedos en Cumières, dónde el suelo arcilloso en las laderas al sur de las colinas se bañan con la luz reflejada por los bancos del cercano río Marne, pequeña gran diferencia que permite las bayas alcancen una perfecta madurez fenólica.

Mezcla de alrededor 65% de Pinot noir y 35% de Chardonnay del cuál 20% vino es madurado en toneles de roble, el Rosé Vintage cuvée es generalmente madurado en sus lías por 4 años y dejado en reposo por 6 meses después del deguelle para obtener una madurez perfecta.

Al respecto el sommelier Hulsof  describe así las sensaciones al disfrutar el Brut Vintage Rosé Louis Roederer: "Color rosa ligero y dorado con matices degradados. Efervescencia delicada y fina. Aromas delicados que combina los frutos rojos como la frambuesa, las notas de cacao y ligeros toques de flores secas. El ataque en boca es un concentrado de frutas rojas, flores y naranja. La sensación es deliciosa, elegante y fresca a la vez gracias a la frescura de su acidez. Después llegan las sensaciones clásicas de cítricos acidulados, tipo yuzu. Al final, se percibe la textura aportada por taninos maduros provenientes de la pinot noir que revela una impresión táctil agradable".



Cristal 2009, la joya

El más famoso vino de la Maison fue creada en 1876 para satisfacer las demandas del Zar Alejandro II. El emperador ya era entusiasta de los champagnes de Roederer y solicitó al heredero francés reservar para si mismo, la mejor cuvée de la casa cada año. Sin embargo, las condiciones políticas de la época influyeron en el diseño de una botella única: por razones de seguridad del Zar, tenía que ser en una botella traslúcida y con el fondo plano. Al apreciar la luminosidad de la botella final, se decidió llamarle Cristal.

Cristal sólo se produce en los mejores años, cuando la Chardonnay (alrededor del 40%) y la Pinot Noir (alrededor del 60%) han obtenido la madurez perfecta. Cristal es madurado por 6 años en las cavas de la empresa y dejado en reposo por 8 meses después del deguelle.

Cristal es un vino que se conserva bien. Puede ser preservado por 20 años sin que pierda su frescura y carácter, sin embargo Ron Hulshof advierte que es de vital importancia conservar la botella envuelta en su bolsa para prevenir el daño de los rayos UV en el vino.

Sin duda alguna, Cristal ofrece una experiencia única. "De color oro dorado con reflejos ligeramente anaranjados. Burbuja impecable, fina, regular y dinámica. Aromas clásicos y elegantes de frutos jugosos y maduros, recuerdan los frutos rojos ligeramente acidulados asociados a notas de pastelería caliente y tarta de manzana. Ofrece una sensación de profundidad gracias a las notas tostadas de la crianza. En boca el ataque es concentrado en dónde resurgen los frutos maduros. Las notas de humo acuden para prolongar las sensaciones con una profundidad natural. De texturas sedosas, aterciopeladas envuelven perfectamente la frescura del vino en un conjunto fundido y sensual" explica el experto en vinos Ron Hulshof.


Carte Blanche, la golosa atracción

El cuvée de Carte Blanche como su hermano el Brut Premier, es producido alrededor con 40% Pinot noir, 40% Chardonnay y 20% Pinot Meunier. Un porcentaje del vino es madurado en toneles de roble. Madurado por 3 años en las cavas de la empresa y dejado en reposo por un mínimo de 6 meses después del deguelle.

Carte Blanche es el champagne más goloso de la casa Louis Roederer. Describe el sommelier Hulshof: "Color amarillo pálido, efervescencia fina y lenta. Aromas a fruta madura y dulce, flores blancas, miel y almendras. En boca es noble e invaden los aromas a fruta y flores con frescura y persistencia"




La Maison Louis Roederer ha ganado diferentes concursos como el Champagne & Sparkling Wine World Championship gracias a la calidad excepcional de sus vinos. No sólo es el encanto de la historia y la pasión de sus productores, realmente son las sensaciones al disfrutarlo la razón de su prestigio.



¡Únete a nuestra comunidad en Facebook: Entre Copas y Corchos!
¡Sigue nuestra información en Twitter: @copasycorchos!
¡Disfruta de las delicias en Instagram: @copasycorchos!




Otras notas relacionadas:



Pan de Muerto: Tradición muy mexicana
Descubre el significado místico del Pan de Muerto tradicional
El Chocolate: Esencial en Día de Muertos
Desde la época prehispánica el Chocolate ha sido indispensable para honrar a los muertos
Vinos con medalla en México Selection Concours Mondial de Bruxelles
La lista completa de vinos mexicanos ganadores de medallas de Oro y Plata de México Selection 2017
Johnnie Walker presenta nueva serie de Whiskies experimentales: Blenders' Batch
Lanza Johnnie Walker una nueva serie de whiskies para deleitar a todos los amantes de esta bebida
Dos cocineros se unen para cocinar productos de frescura
Dos cocineros mexicanos se unen para demostrar que la cocina en base al producto local es lo mejor
Este viaje cambiará tu visión de la Ciudad de México por Completo
Chef Jorge Córcega ha creado una ruta por la casi desconocida zona rural de la Ciudad de México

SIGUENOS EN INSTAGRAM
 Síguenos en Instagram

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola!, ¡Gracias por tus comentarios!