4 de marzo de 2017



Por Dr. Salsa
Twitter: @drsalsamx
Instagram: drsalsamx
Facebook: drsalsamx


Lujo y placer culinario. Así resumiría la experiencia de la primera visita al relativamente recién abierto restaurante Mr. Chow en la emblemática avenida Masaryk. Inmersos en una atmósfera de arquitectura, diseño y arte, disfrutamos un grupo de amigos de la cocina de China bajo la mirada de este famosísimo grupo de restaurantes con presencia en las ciudades de Beverly Hills, Nueva York, Miami Beach, Malibu, Las Vegas y ahora en la Ciudad de México.

El primer restaurante Mr Chow fue abierto el 14 de febrero de 1968 en el barrio de Knightsbridge en Londres. Su fundador Michael Chow ha fusionado el mundo del arte y del diseño con sus restaurantes y se ha convertido en el promotor de la experiencia de fine dining de cocina de China. En la Ciudad de México, la casona de Polanco ha sido intervenida por el despacho de Cuaik Arquitectos recubriendo la fachada de arquitectura californiana con una inmensa caja de cristal, creando una terraza con abundante luz natural pero aislada del ajetreo de Polanco. En las paredes de los salones vestidos de impecable blanco, destacan diversas obras de arte originales de Michael Chow y otros artistas.

Equipo de Mr Chow en Ciudad de México (1)

El restaurante en el corazón de Polanco ofrece una opulenta y pulcra atmósfera
con fotografías y obras de diferentes artistas

Para iniciar la experiencia, Mr. Chow ofrece una diversidad de champagnes por copa


Suntuosa intervención de la casona de Masaryk en Polanco
Pulcros salones en Mr. Chow Ciudad de México(1)

El menú fue sustancioso y delicioso. Iniciamos con la selección de una copa de champagne. Entre las opciones se encontraban Ruinart, Möet & Chandon, Perrier Jouet, Veuve Clicquot y Dom Perignom. Posteriormente llegaron a la mesa unos deliciosos tacos de "pollito con verdura". Pollo picado con verduras en una preparación que resultó muy agradable. Después se sirvió unos camarones glaseados con nuez caramelizada realmente exquisitos. Las piezas de camarón de buen tamaño estaban bañadas en un goloso glaseado que se complementaban con las nueces en una pecaminosa pero deliciosa combinación.

Posteriormente nos deleitamos con un vermicelli con langosta. Finísimos hilos de pasta que se terminan de preparar en mesa de agradable textura y sabor. Dumplings en perfecta manufactura, rellenos de verduras y carne fueron el placer de los convocados antes de probar el "pescado borracho", filete de pescado en salsa de vino blanco que estaba bastante rico y fue el paso antes de llegar a uno de sus más famosos platillos: el pato Beijing.

Se estima que el inicio de la preparación del pato estilo Beijing data de hace seis siglos desde la época de la Dinastía Ming para la corte imperial. Su preparación es larga y compleja, que requiere afiladas habilidades para lograr una piel crujiente, cocción de la carne sin perder sus jugos y por supuesto un color de piel homogéneo y brillante de ahí que también se le conozca como pato laqueado. Es uno de mis platillos favoritos y sin duda todo un lujoso deleite en Mr. Chow.

Es tradición que el pato Beijing sea cortado por el chef del restaurante en la mesa y servido en rebanadas acompañado de vegetales y salsas que tienden a ser dulces. En Mr. Chow no fue la excepción y el chef Hung Wai Law seccionó con ágil destreza el ave para que pudiese ser disfrutado.

Pollo y verduras

Vermicelli con langosta

Camarones glaseados con nuez caramelizada

Dumplings de verduras y carne

Para concluir tan excepcional tarde, llegaron los postres entre los cuáles, la tarta de leche fue la favorita aunque tuvo serios competidores como la tarta de chocolate y el merengue.

La carta es bastante amplia, con opciones como "Cangrejo del emperador", el famoso "Pollo Satay" de receta exclusiva del restaurante, cerdo picante, "camarones blancos" envueltos en una nube de claras de huevo entre muchas preparaciones más. El restaurante ofrece para mesas con un mínimo de dos personas, menús de precio semi-fijo: uno llamado "Clásico" de $850 que incluye dos tiempos. El menú "Mr. Chow" que por $950 por persona que incluye también servicio de dos tiempos, pero en dónde se puede elegir: cangrejo fresco, fiery beef o robalo al vapor y por $70 adicionales se puede elegir entre langosta fresca viva, el famosísimo "Ma Mignon" plato insignia de Mr. Chow o pescado fresco entero.




Plato estrella del restaurante es el Pato Beijing
Lustroso laqueado que anuncia una crocante piel y jugosa carne




Postres disponibles en Mr. Chow
La tarta de leche el favorito de la tarde

Cabe mencionar que el pato Beijing es para mesas con un mínimo de tres personas, incluye servicio de tres tiempos y requiere aviso previo al tomar la mesa dado que su preparación es de 40 min.

Dentro de una atmósfera opulenta y de lujo extremo, es en Mr. Chow el lugar para disfrutar de la cocina china bajo una mirada contemporánea sin perder las raíces tradicionales con un servicio excepcional.

¡Únete a nuestra comunidad en Facebook: Entre Copas y Corchos!
¡Sigue nuestra información en Twitter: @copasycorchos!
¡Disfruta de las delicias en Instagram: @copasycorchos!





Otras notas relacionadas:
Restaurante Oaxacalifornia rompe paradigmas con frutos de mar y tierra
Aquarelle Bistro: Memorables trazos gastronómicos
Fiesta de música, danza y viandas del País Vasco en El Puntal del Norte
Restaurante El Tajín, anuncia: Tributo a México
En México la deliciosa cultura culinaria vasca en manos de Sagardi

(1) Fotos: Restaurante Mr. Chow Ciudad de México


SIGUENOS EN INSTAGRAM
 Síguenos en Instagram

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola!, ¡Gracias por tus comentarios!