5 de agosto de 2016

Existen cientos de estilos de cerveza
uno será perfecto para cada platillo

Por Entre Copas y Corchos

Este verano hay dos razones especiales para tomar cerveza. Una, que es temporada de vacaciones y viajamos a diferentes partes de México y del mundo, a lugares en los que las diferentes comidas que disfrutamos se convierten en oportunidades perfectas para combinarlas con esta bebida y así explorar sabores. La otra, hoy el Día Mundial de la Cerveza, 5 de agosto, cuando se celebran todos los buenos momentos que hemos compartido junto a esta bebida.

Estas fechas ofrecen la oportunidad de disfrutar aún más todo el sabor que da esta bebida y los elementos naturales de los cuales está hecha: malta, lúpulo, aguay cebada. Este último en particular, como recuerda la organización estadunidense Consejo Nacional de los Productos de Cebada, contiene vitaminas y minerales como niacina, tiamina, selenio, hierro, magnesio, zinc, fósforo y cobre.

Guillermina Gutiérrez, maestra cervecera de Fiebre de Malta, lugar que ofrece una amplia selección de cervezas de barril así como de cervezas embotelladas artesanales mexicanas y extranjeras, sugiere algunas combinaciones a las que conviene prestarle atención. Por ejemplo, si te decides por un restaurante yucateco uno de los alimentos estrellas que se tienen que probar son los tacos de cochinita pibil. Para acompañarlos ella sugiere una Scottish Ale. “Este estilo de cerveza presenta notas tostadas y acarameladas que resaltarán el dulzor de la carne de cerdo y armonizarán con el sabor especiado característico del achiote. El retrogusto ligeramente seco contrarresta la sensación untuosa de la cochinita”, explica.

En tanto que para un platillo típico de la comida norteamericana, una hamburguesa de carne de res, cebolla caramelizada, tocino y queso, la Robust Porter sería la ideal. “La intensidad de las notas tostadas de esta cerveza armonizan con el sabor del queso y resaltan las notas de cereal del pan, las sutiles notas de caramelo se entrelazan con el aroma a leña de la carne y las cebollas caramelizadas. Al final la sensación seca dejará el paladar listo para el siguiente bocado”, agrega esta especialista.

Si se trata de algo italiano, como pizza de dátil con queso azul, ella sugiere comerla a la par de una Red Ale Americana, cuyo estilo se caracteriza por notas similares a frutos secos, destacando así el sabor del dátil y la salsa. “El sabor de las maltas tostadas de la cerveza congenia con los cereales del pan. Al final, la presencia de los lúpulos americanos provoca que resalte el sabor característico del queso azul”, detalla Guillermina.

En cambio, cuando se habla de comida tailandesa se piensa primeramente en el famoso pad thai, que resulta todo un reto para combinar por la gran variedad de sus sabores De acuerdo al especialista cervecero Michael Agnew, las cervezas estilo Hefeweizen, Witbier, Saison y Golden Belgian Ales resultan perfectas para combinar. La combinación de levadura y malta le da a estas cervezas una suave dulzura que resulta en una gran correspondencia con el sabor dulce de este platillo y un contraste con la esencia salada. De igual forma, estos estilos tienden a ser muy carbonatados, lo que les da una energía extra al momento de limpiar el paladar.

Atrévete a experimentar distintos maridajes. Es un hecho que aunque todo es cuestión de gustos, algunas combinaciones de comida y bebida funcionan mejor que otras. Es decir, aunque no existan reglas científicas, si podemos seguir algunas pautas, fruto de la experiencia y cierta “lógica gastronómica”, acerca de los maridajes con cerveza.

Otras notas relacionadas:
¿Cómo se debe catar una cerveza?
¿Cuál es la combinación perfecta de cerveza y alimentos?
Cervefest Xochimilco, alegre celebración maltosa al sur de la ciudad
¿Sabías que el color de la cerveza no define su sabor por completo?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola!, ¡Gracias por tus comentarios!